CUADERNO DE CAMPO

Un morito explorador


17
Abr
2017

El morito común (Plegadis falcinellus) es una especie que en muy poco tiempo ha colonizado numerosos humedales de la comunidad Valenciana y del interior peninsular. Para ello, se aprovechan de su capacidad de movimiento para encontrar nuevas áreas de alimentación y reproducción. Hace pocos días revisando historiales de moritos comunes con anillas de lectura a distancia dimos con un historial muy poco común. Se trata de un historial breve, pero que muestra uno de los aspectos de mayor importancia en la colonización de nuevas áreas reproductoras: la dispersión juvenil.

Dicho morito, con anilla V02, fue anillado como pollo en el nido en junio de 2010 en l’Illa del Buda (Delta del Ebro). No existen observaciones hasta poco menos de un año después, cuando fue observado ininterrumpidamente entre el 30 de marzo y 9 de abril de 2011, en Bingheimer Reid, un pequeño humedal de 85 ha en Alemania cercano a Frankfurt. Apenas el día siguiente apareció en Baja Sajonia, nada menos que a 160 km de distancia de donde había estado los días previos. Una semana después fue observado en Große Grabenniederung, un humedal próximo a Branderburgo, donde fue permaneció al menos dos semanas antes de partir a un nuevo e inusual destino: la laguna de Curlandia, en la costa de Lituania, donde estuvo al menos una semana, suponiendo nada menos que la sexta cita de la especie en este país del Báltico. Tras mes y medio sin que fuera observado de nuevo, aparece entre julio y septiembre en distintos puntos de la costa de Holanda, para ser observado de nuevo en España, en Urdaibai, a mediados de septiembre del mismo año. No es hasta el 2 de enero de 2012 cuando vuelve a ser observado, en este caso en l’Albufera, suponiendo su última observación. Curiosamente, durante todo su periplo coincidió el tipo de hábitat en el que fue observado: cultivos de cereales de inundación anexos a humedales.

Cada año, los moritos emprenden largos viajes de este tipo hacia el centro y norte de Europa. Incluso han llegado a observarse aves anilladas en Doñana en islas del Caribe, poniendo de manifiesta la importante capacidad de vuelo de estas aves. Conocer estos viajes es posible gracias a, entre otros métodos, el anillamiento científico de estas aves.

Los moritos que observamos en l’Albufera con anilla de lectura a distancia proceden de las principales colonias del Mediterráneo occidental: La Camarga (Francia), Delta del Ebro (Tarragona) y Doñana (Sevilla). Fuera de la época de cría, las aves se desplazan a lo largo de la ruta que pasa por estas regiones, haciendo uso de los arrozales cosechados para alimentarse de invertebrados, anfibios y semillas que quedan entre los rastrojos. Las aves nacidas en l’Albufera, cuya programa de marcaje es más reciente y con menos información de momento, parecen seguir este mismo patrón de desplazamientos, con lecturas durante el invierno en los humedales del sur de la península, como Doñana o marismas de Cádiz.


Texto y contenidos:
Pablo Vera

Un águila de difícil identificación


17
Ene
2017

La identificación de ciertos taxones en determinados seres vivos puede resultar bastante complicada cuando existen especies muy similares entre sí. Uno de estos casos es el del águila moteada (Aquila clanga) y el águila pomerana (Aquila pomarina), muy similares morfológicamente y a lo que cabe añadir, además, la hibridación entre ambas especies con cierta regularidad, lo que produce ejemplares con características propias de ambas especies.

El día 4 de enero del presente año se pudo observar y fotografiar por Juanjo Such un ejemplar juvenil de Aquila sp. (clanga/pomarina/híbrido) en el marjal de Alfafar, al que en base a algunas consultas con ornitólogos nacionales familiarizados con estas especies y atendiendo al artículo publicado en Dutch Birding "Identification of juvenile Greater Spotted Eagle, Lesser Spoted Eagle and hybrids" (Lontkowski & Maciorowski, 2010) se identificó inicialmente como un híbrido de águila moteada x pomerana. La extensión y distribución del moteado de las alas, extensión del blanco del obispillo, barreado de las secundarias e incluso las primarias interiores, así como la cabeza y pico poco potentes para moteada pura, parecían apuntar en esa dirección.

El día 13 de enero, volvió a observarse y fotografiarse por parte de varios ornitólogos el mismo ejemplar en la misma zona. Las excelentes fotografías obtenidas en esta nueva observación volvieron a enviarse a diversos ornitólogos expertos, entre ellos varios miembros del Comité de Rarezas de SEO/Birlife, así como a investigadores estonios de la Universidad de Ciencias de la Vida de Tartu, como Urmas Sellis y Üllo Vali, que trabajan desde hace años con ambas especies en Estonia. En base a estas nuevas fotografías, la gran mayoría de los consultados concluyeron que se trataba de un ejemplar puro de águila moteada (Aquila clanga) con algunos rasgos atípicos para este taxón, pero que entran dentro de la variabilidad de la especie.

En base a lo que cometan especialistas consultados, parece que la identificación de estas especies y sus híbridos aún está por definir en gran medida y serán necesarios varios años de estudios para completar este complejo puzzle. Estudios genéticos han demostrado que ejemplares que se identificaron en un principio como híbridos han resultado ser ejemplares puros y viceversa. Parece ser que existen híbridos de segunda y tercera generación, lo cual complica más aún si cabe, la identificación en base a las características del plumaje de ciertos ejemplares. Guías de rapaces de renombre, en sus nuevas ediciones, están cambiando textos y fotografías sobre estas especies y sus híbridos a tenor de los últimos estudios.

Todo esto nos demuestra que la ornitología, como cualquier otra ciencia, está en continuo desarrollo y que gracias al estudio y la investigación los cambios y descubrimientos se suceden conforme mejoramos el grado de conocimiento de todo lo que nos rodea. Y todo lo que quedapor descubrir...

Texto redactado por: Toni Alcocer 

 

Bibliografía consultada: 

Lontkowski, J. & Maciorowski, G. 2010. "Identification of juvenile Greater Spotted Eagle, Lesser Spoted Eagle and hybrids" Dutch Birding

Publicado en

Un nuevo reto: el Gran Año 2017


01
Ene
2017

El pasado año pusimos en marcha desde BirdingAlbufera una iniciativa con la que pretendemos celebrar la importancia que tiene L'Albufera de Valencia para las aves, difundir el valor de este territorio a través de las aves y dar a conocer la práctica de la observación como una herramienta indispensable para conocer y preservar las aves en su medio natural.

Como ya comentamos en su día, como “Gran Año” (en anglosajón "Big Year") se conoce coloquialmente a las competiciones informales llevada a cabo por observadores de aves para lograr ver el mayor número de especies de aves en un año completo y en un área geográfica concreta. Tras esta primera experiencia, pensamos que repetir esta actividad a lo largo de 2017 puede ser una buena opción para seguir proporcionando información útil para el seguimiento de las aves y también para generar nuevas expectativas en las salidas al campo.

Con este propósito, el equipo de observadores que participa con BirdingAlbufera se propone llevar a cabo en 2017 un nuevo Gran Año en L'Albufera. Una actividad abierta a cualquier interesado que pretenda identificar el mayor número de especies y subespecies de aves en el entorno de este espacio caracterizado por una larga tradición histórica de observación de las aves. La lista de las aves observadas en L'Albufera hasta la fecha está formada por más de 340 especies (la cifra definitiva está pendiente de la actualización de la Lista Patrón de las aves observadas), algunas de las cuales se corresponde con aves extremadamente raras (menos de cinco citas en el último siglo).

En el Gran Año 2016 fueron registrados un total de 271 taxones (incluye especies y subespecies bien determinadas) gracias a la labor desinteresada de 38 observadores de aves que han aportado algunas de las especies registradas. A lo largo del año se registró una nueva especie para l’Albufera, el gorrión chillón, y algunas citas de aves realmente escasas (incluida la observación de pato havelda al finalizar el año). También faltaron especies habituales o que se han venido registrando con cierta puntualidad en los últimos años (ninguno de los tres colimbos, serreta mediana, buitre leonado, polluela bastarda, lavandera cetrina,…).

El ámbito geográfico comprendido en esta iniciativa se corresponde con las tierras vinculadas directamente con el gran complejo humedal que constituye L'Albufera de Valencia y, en particular, con los términos municipales de Valencia (considerando únicamente el territorio localizado al sur de la desembocadura del río Turia, incluyendo las dársenas del puerto de Valencia), Alfafar, Sedaví, Massanassa, Catarroja, Albal, Beniparrell, Silla, Sollana, Albalat de La Ribera, Algemesí, Sueca, Cullera y los arrozales localizados al sur del Xúquer que incluyen Riola, Fortaleny y Corbera. Los límites del ámbito marino quedan delimitados por el puerto de Valencia al norte y la desembocadura del estany de Cullera, al sur, hasta las 10 millas náuticas mar adentro.

En el desarrollo de este Gran Año, se considerarán las especies observadas a lo largo de 2017, configurando entre todos una única lista común. Para el caso de especies consideradas como ocasionales o rareza será necesario verificar la observación de manera fidedigna y contrastable. Esta iniciativa está abierta a todos los observadores de aves que lo deseen, pudiendo mandar tus observaciones a info@birdingalbufera.es.

LISTADO DE AVES OBSERVADAS en 2017 (hasta la actualidad)

Listado de las aves observadas en el Gran Año 2016